La Internacional Socialista

miércoles, 13 de enero de 2010

Proyecto Río Blanco - Ex minera Majáz

El compañero Octubre, en el siguiente artículo realiza un análisis, acerca del Proyecto "Río Blanco" - Ex minera Majáz.

Proyecto Río Blanco, ex minera Majáz - Octubre

miércoles, 6 de enero de 2010

El Manifiesto Comunista (Carlos Marx y Federico Engels)



El "Manifiesto" fue publicado como programa de la "Liga de los Comunistas", una asociación de trabajadores, al principio exclusivamente alemana y más tarde internacional, que, dadas las condiciones políticas existentes antes de 1848 en el continente europeo, se veía obligada a permanecer en la clandestinidad. En un Congreso de la Liga, celebrado en Londres en noviembre de 1847, se encomendó a Marx y Engels que preparasen para la publicación un programa detallado del Partido, que fuese a la vez teórico y práctico. En enero de 1848, el manuscrito, en alemán, fue terminado y, unas semanas antes de la revolución del 24 de febrero en Francia, enviado al editor, a Londres. La traducción francesa apareció en París poco antes de la insurrección de junio de 1848. En 1850 la revista "Red Republican", editada por George Julian Harney, publicó en Londres la primera traducción inglesa, debida a la pluma de Miss Helen Macfarlane. El "Manifiesto" ha sido impreso también en danés y en polaco.

La derrota de la insurrección de junio de 1848 en París -- primera gran batalla entre el proletariado y la burguesía -- relegó de nuevo a segundo plano, por cierto tiempo, las aspiraciones sociales y políticas de la clase obrera europea. Desde entonces la lucha por la supremacía se desarrolla, como había ocurrido antes de la revolución de Febrero, solamente entre diferentes sectores de la clase poseedora; la clase obrera hubo de limitarse a luchar por un escenario político para su actividad y a ocupar la posición de ala extrema izquierda de la clase media radical. Todo movimiento obrero independiente era despiadadamente perseguido, en cuanto daba señales de vida. Así, la policía prusiana localizó al Comité Central de la "Liga de los Comunistas", que se hallaba a la sazón en Colonia. Los miembros del Comité fueron detenidos y, después de dieciocho meses de reclusión, juzgados en octubre de 1852. Este célebre "Proceso de los comunistas en Colonia" [2] se prolongó del 4 de octubre al 12 de noviembre; siete de los acusados fueron condenados a penas que oscilaban entre tres y seis años de reclusión en una fortaleza. Inmediatamente después de publicada la sentencia, la Liga fue formalmente disuelta por los miembros testantes. En cuanto al "Manifiesto", parecía desde entonces condenado al olvido.

Cuando la clase obrera europea hubo reunido las fuerzas suficientes para emprender un nuevo ataque contra las clases dominantes, surgió la Asociación Internacional de los Trabajadores. Pero esta asociación, formada con la finalidad concreta de agrupar en su seno a todo el proletariado militante de Europa y América no pudo proclamar inmediatamente los principios expuestos en el "Manifiesto". La Internacional estuvo obligada a sustentar un programa bastante amplio para que pudieran aceptarlo las tradeuniones inglesas, los adeptos de Proudhon en Francia, Bélgica, Italia y España y los lassalleanos en Alemania [*]. Marx, al escribir este programa de manera que pudiese satisfacer a todos estos partidos, confiaba enteramente en el desarrollo intelectual de la clase obrera, que debía resultar inevitablemente de la acción combinada y de la discusión mutua. Los propios acontecimientos y vicisitudes de la lucha contra el capital, las derrotas más aún que las victorias, no podían dejar de hacer ver a la gente la insuficiencia de todas sus panaceas favoritas y preparar el camino para una mejor comprensión de las verdaderas condiciones de la emancipación de la clase obrera. Y Marx tenía razón. Los obreros de 1874, en la época de la disolución de la Internacional, ya no eran, ni mucho menos, los mismos de 1864, cuando la Internacional había sido fundada. El proudhonismo en Francia y el lassalleanismo en Alemania agonizaban, e incluso las conservadoras tradeuniones inglesas, que en su mayoría habían roto todo vínculo con la Internacional mucho antes de la disolución de ésta, se iban acercando poco a poco al momento en que el presidente de su Congreso, el año pasado en Swansea, pudo decir en su nombre: "El socialismo continental ya no nos asusta." [3] En efecto, los principios del "Manifiesto" se han difundido ampliamente entre los obreros de todos los países.

viernes, 25 de diciembre de 2009

¿SABES QUIEN ES ARDI?





El equipo del proyecto Valle Inundado (“Middle Awash”) trabajó durante tres años para excavar el esqueleto de Ardi en un lugar llamado Aramis, situado en el valle del Rift de la región Afar de Etiopía. El esfuerzo de recuperación involucró el trabajo de docenas de científicos de todo el mundo.

Cuando el esfuerzo de recuperación del esqueleto finalizó en 1997, el equipo había recuperado más de 125 piezas de una hembra de 4.4 millones de años de antigüedad, el esqueleto homínido más viejo jamás encontrado.

Pertenecía a una nueva criatura que los científicos clasificaron bajo el nombre de Ardipithecus ramidus. El nombre proviene del lenguaje Afar en honor a los que todavía habitan el lugar. Ardipithecus significa “mono de tierra”, mientras ramidus significa “raíz”.

El descubrimiento de este bípedo de ambientes boscosos de 4.4 millones de años de antigüedad, con los caninos pequeños, se relaciona con nuestra anatomía y fisiología sexual única, incluso con nuestras familias y nuestra forma de caminar, todos podemos estar fundamentalmente ligados a él. Y de una forma mucho más ancestral de lo que jamás imaginamos.

¿QUÉ NOS APORTA ARDI?

- Ardi es el esqueleto homínido más viejo jamás localizado.

- Los primeros homínidos se desarrollaron en un ambiente boscoso.

- Ardi niega la teoría creacionista que impulsan las clases poseedoras para engañar a los trabajadores y así mantener sus privilegios, Ardi es el vestigio científico de la evolución del hombre , hechando por tierra teorías ingenuas e idealistas como la de Adan y Eva que mantuvo a la sociedad ciega y alejada de la Ciencia por siglos.

- La transición a la bipedalidad y el cambio en la función canina ocurrió bastante antes e independientemente después de la definición de las características de los homínidos.

- Los caninos pequeños en los Ardipithecus indican un cambio profundo en el complejo comportamiento social de los primeros homínidos.

- La bipedalidad debe haber formado parte de una adaptación más grande que proporcionó una ventaja biológica importante a los primeros homínidos.

Ver video en: http://video.tudiscovery.c

domingo, 20 de diciembre de 2009

Charles Darwin y la Evolución

sábado, 19 de diciembre de 2009